El congreso ‘Retos interdisciplinares en el entorno de la Industria 4.0’ que se celebra entre este lunes y el martes y cuyo comité organizador preside el profesor de la UPCT Djamil Tony Kahale Carrillo, trata los cambios en las relaciones laborales que trae consigo la nueva revolución industrial y que conllevan riesgos para trabajadores y empresas, como las posibilidades de esquirolaje tecnológico para desactivar huelgas y el potencial de deslocalización que implica el trabajo, pero también oportunidades para regular nuevas profesiones y para conseguir una tributación más justa.

 

“La Industria 4.0 ha venido para quedarse. Las nuevas formas de desarrollo productivo demandarán cambios estructurales en la configuración del ordenamiento laboral, especialmente en la identificación del trabajador”, explica el catedrático de Derecho del Trabajo Ángel Arias, uno de los ponentes del congreso y para quien “el trabajo tal y como se ha conocido tras el advenimiento de la Revolución industrial ha muerto. Las nuevas formas de trabajo demandan un marco jurídico distinto” para las relaciones laborales en las empresas posmodernas, que prevee “igual de deshumanizadas que la empresa clásica”.

Más información aquí.